Entorno 2018-05-21T11:54:32+00:00

Playas y calas de la Costa Blanca

Con sus 22 kilómetros, la Costa Blanca. es uno de los principales destinos turísticos del Mediterráneo. Su costa atrae todos tipos de visitantes ofreciéndole playas de arena con todo tipo de servicios y también calas de rocas y paraísos escondidos. Muchas de sus playas tienen Banderas Azules y el clima cálido de la zona con una media de 18º anuales permite disfrutarlas a lo largo de todo el año.

Naturaleza en la Costa Blanca

Lo que hace única a la Costa Blanca es que no se trata solo de mar y playa. La costa está protegida hacia el interior para numerosas montañas, sierras y dos importantes parques naturales: el Peñón de Ifach en Calpe y el Montgó entre Dénia y Jávea. También cuenta con importantes reservas marinas, auténticos paraísos submarinos para los amantes del buceo y del snorkel.
Un lugar con un encanto único desde el que disfrutar de sus vistas y sus impresionantes panorámicas del mar y las montañas.

Deportes en la Costa Blanca

En Calpe y en el resto de la Costa Blanca el turismo activo ha ido creciendo a lo largo de los años ofreciendo todos tipos de actividades relacionadas con la naturaleza como el senderismo, la escalada, el buceo, la vela, el windsurf y mucho más.
Los deportes vinculados con al mar son los que atraen mayor número de turistas y uno de sus principales atractivos. La oferta de deportes náuticos en la Costa Blanca abarca el snorkel, kayak, paddel surf, kitesurf, windsurf sin olvidar también su amplia oferta en puertos deportivos y estaciones náuticas.
La Costa Blanca dispone además de numerosas rustas de montaña adaptado a todo tipo de turistas y también todos los niveles, desde las más fáciles hasta otras rutas de nivel alto así como otras actividades de riesgo como el puenting o el barranquismo.

La Gastronomia en la Costa Blanca

La Costa Blanca es sobre todo un destino para saborear. Desde el mar a la montaña se puede ir descubriendo los olores y sabores de esta tierra mágica. Entre los platos tradicionales destacan la paella y las todas las variedades de arroz (arroz caldosos, arroz meloso, arroz al horno…). El pescado y el marisco es también muy ingrediente muy importante de la gastronomía local, herencia de su pasado pesquero, siempre acompañado por los vinos de la zona, como los moscatel y vinos blancos de la comarca.

Cultura en la Costa Blanca

La Costa Blanca es experta en mostrar su historia, su arte, sus fiestas y su patrimonio como un una muestra del alto valor de cultura. La oferta cultural de la zona es muy extensa y cada ciudad ofrece diferentes atracciones y monumentos de grande interés para el turismo además de contar con algunos de los cascos históricos con más encanto de España. Durante el verano, muchas de las ciudades de la Costa Blanca se visten con sus mejores galas para celebrar sus fiestas tradicionales, una ocasión perfecta para conocer la tradición y costumbre de la zona.

Golf en la Costa Blanca

Gracias a sus excelentes condiciones climáticas, la Costa Blanca es el destino favorido para la amantes del golf. Dispone de una amplia oferta de campos de golf en los que se puede practicar de este deporte durante todo el año. Casi todos los clubs colaboran con academias y ofrecen cursos y clases para aprender este deporte o para mejorar y perfeccionar sus conocimientos. Las instalaciones disponen de todos tippo de servicios y se puede contar con una oferta de hoteles de calidad y servicios complementarios que harás sus vacaciones perfectas.

Cima Peñon de ifach

Uno de los símbolos de la Costa Blanca es el Peñón de Ifach, una imponente masa calcárea de 332 metros de altura desde la cual hay unas impresionantes vistas a Calpe y al Mediterráneo. La ruta a la cima tiene dos niveles de dificultad, el primer tramo hasta el túnel es muy sencillo, y el resto de la senda hasta la cima nosotros lo etiquetaríamos como dificultad media-alta. Sea cual sea tu nivel, la visita al Parque Natural es “obligatoria” si te encuentras por la costa alicantina.

Ruta Sierra de Oltà

La sierra de Oltá es una pequeña elevación montañosa en las proximidades de Calpe. Es un excelente mirador del litoral de la Marina, desde Serra Gelada hasta el Montgó, así como de la cercana sierra de Bernia. Su mayor elevación está a 588 metros sobre el nivel del mar.